• info@hacktheglass.com

La Real Fábrica de Cristales y el Museo tecnológico del vidrio

Paloma Pastor Rey de Viñas_

La Real Fábrica de Cristales y el Museo tecnológico del vidrio: Historia, evolución y proyecto museográfico.

El Museo Tecnológico del Vidrio se ubica en la antigua Real Fábrica de Cristales de La Granja, uno de los edificios industriales más importantes de la época de la Ilustración. Diseñado por el aparejador del Real Sitio, Joseph Díaz Gamones, en 1770 por expreso deseo de Carlos III, en él debía conjugarse utilidad y belleza; utilidad, porque debía cumplir como es lógico función fabril, y belleza o decoro, porque se ubicaba en la zona de arbolados y paseos del Real Sitio, en un lugar estratégico de acceso a este regio lugar.  Desde su fundación, en el contexto del reformismo Borbónico que buscaba proteger y fomentar la industria nacional, como símbolo de progreso y prosperidad, esta Real Fábrica persigue en la actualidad ser el centro garante y trasmisor del conocimiento del trabajo del vidrio en España, a través de sus programas formativos reglados y el museo tecnológico del vidrio, dedicado al estudio, conservación y transmisión del rico legado patrimonial del vidrio. 

Fiel a su larga tradición, la Real Fábrica de Cristales de La Granja se ocupa en la actualidad  de proteger, preservar y poner en valor el patrimonio vidriero de España, su valor histórico, material e inmaterial, tecnológico y artístico. Con más de 300 años de experiencia, los hornos continúan en activo fabricando piezas de cristal salvaguardando los procesos artesanales, sin perder la calidad del cristal.

La visita al Museo se inicia con una exposición tecnológica ubicada en la nave de hornos, donde se da a conocer las distintas técnicas vidrieras. Durante la visita se pueden a los maestros sopladores como mantienen viva la tradición del cristal de La Granja. La sala de Maumejean da a conocer las vidrieras y los cartones más importantes elaborados por esta prestigiosa Casa que tenía distintos talleres en el Sur de Francia y en España (San Sebastián, Barcelona y Madrid) a finales del S. XIX y principios del XX. Estos fondos componen en definitiva uno de los más importantes que existen actualmente de este taller, fruto del trabajo continuado de varias generaciones de vidrieros que el taller Maumejean produjo durante más de un siglo, de la mano de especialistas de alta formación para atender los distintos encargos. En la sala de envases y botellas del S. XVI al XIX ubicada en la sala de raspamento se puede admirar un gran número de recipientes para usos muy distintos, como farmacéutico, envasado, almacenaje, transporte, perfumería, tabaco, y otras funciones especiales. Puede verse además la evolución de la botella de vino a lo largo de su dilatada historia. 

Por fin, en la sala de La Granja, se exhiben más de 500 piezas de cristal de La Granja del siglo XVIII al XIX procedentes de depósitos del Museo Nacional de Artes Decorativas, Museo del Prado y Patrimonio Nacional, además de fondos propios de la Fundación Centro Nacional del Vidrio.  La última sala, la de vidrio contemporáneo, se compone de distintas esculturas y vidrieras de artistas muy diversos procedentes tanto de Europa, como América, e incluso Asia.